domingo, 27 de noviembre de 2016

Poema de Puerta Obstinada número XVI de Guadalupe Amor

Me ahogo en mi total egocentrismo;
mas no puedo pensar de otra manera:
que todo morirá cuando yo muera,
que al acabarme empezará el abismo.

¡Qué importa que la vida continúe!
Con mi muerte terminará el universo,
tan sólo quedará el recuerdo adverso
o el glorioso de vida que yo tuve.

Mas acaso, el aliento que contuve
continuará, si dura mi memoria.
Cuando termine mi última victoria,
terminará la lucha que sostuve.
Que todo morirá cuando yo muera.
¡Imposible pensar de otra manera!

No hay comentarios: