miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cuando no nos estamos muriendo físicamente de hambre, podemos darnos el lujo de advertir nuestra miseria psíquica y moral.

Cherrie Moraga
Esta puente, mi espalda.

No hay comentarios: