lunes, 30 de marzo de 2015

No me había dado cuenta de lo horriblemente tedioso y molesto que es escuchar a alguien quejarse todo el tiempo de su dolor y tristeza. Los poetas malditos deben haber sido un genuino pain in the ass para su época. Por menos ellos tenían talento, nosotros no.

-313!

No hay comentarios: