lunes, 15 de diciembre de 2014

13 frases de 41 clósets | Heriberto Yépez

1. Somos jotos. O no lo somos. Pero definitivamente no somos heterosexuales. No creo que ser hombre tenga ningún significado.

2. La literatura no es más que una larga fila de jotos amándose unos a otros. Chupándose el pito.

3. El vino está relacionado con la cultura, con la inteligencia y con cierta elegancia. Por eso las instituciones las reparten entre los intelectuales, para así acordar los estatus. También el vino nos hace creer que somos libres. Hace alusión a otra sangre.

4. Si solamente fuese uno, todo mi ser entero saldría del clóset. Pero soy varios. Así que si uno o varios de aquellos que soy o simulo tiene necesidad, ahora, de salir o algo, sí, que salgan.

5. Aunque los jóvenes son lo único que vale la pena en el mundo, no hay que darles demasiada importancia, pues - como decía William Burroughs - los jóvenes pronto dejan de serlo. Así que no hay que concederles demasiada atención o depositar en ellos nuestra imbécil esperanza.

6. En la vida lo que más nos envejece es rejuvenecer tantas veces.

7. No veo para que salir del clóset. En tiempos posliberacionales salir del clóset es entrar a otros roperos. Así que no me molesten. Déjenme adentro.

8. El tiempo corre el riesgo de avasallar, en cada momento, al espacio. Como si el espacio, atrapado en su esencia de asumirse lugar y dimensionalidad, se estancase siempre, mientras el tiempo, por definición también, tiene la ventaja de la fuga. Y por eso las arquitecturas parecen siempre vacías. Demasiados tiempos se han marchado de ellas.

9. Dialogar asesina.

10. Lo que ocurre es que somos fundamentalmente nuestro propio contra-personaje. Elegir una identidad implica la trampa de trazar la contraria. Todo ser está inscrito en una ambivalencia y ello es conveniente. Nos brinda el refugio de la bipolaridad.

11. Vivimos una época triste, caracterizada por su exceso de euforia.

12. Sufrí de depresión. (Dejé la prosa para pasar al Prozac.) (Que poco ingenioso. Lo sé.)

13. El fanatismo por el sexo, como decía Huxley, es una actividad propia de sociedades oprimidas o de invididuos inestables. En mi caso no podría negar que soy parte de lo segundo. Y que vivo en lo primero.

Ficha bibliográfica: Yépez, Heriberto. 2005. 41 Clósets. Tijuana: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

No hay comentarios: