sábado, 30 de marzo de 2013

Lo impalpable | Pablo Ruiz San

Hay noches tan oscuras
como la ceguera de dios,
hay palabras tan vanas,
yo lo sé,
como toda la poesía
que se ha escrito.
Yo soy esas noches
y esos poemas.
Soy el hombre que
ha bebido de todas las formas
 de belleza y de dolor
de cansancio y  de nada,
de tiempo, santidad
e inmundicia
como desde una prostituta
que sueña ser cáliz
o el no nacido que se nutre
de sangre menstrual.
Soy un fragmento de
un hombre que mira
desde cierta distancia
y es como si lo comprendiera todo,
sin asumir una posición
de compasión o de temor,
de lástima o misericordia,
sino ajeno.
Soy el miedo como si
el miedo fuera
la única cosa cierta.
Soy la palabra enferma
que hace metástasis
en el lenguaje.
Soy y no me encuentro,
como un vacío que
cae en sí mismo,
o se mira al espejo
o se palpa.

No hay comentarios: