sábado, 30 de marzo de 2013

Fracaso | Pablo Ruiz San

Miras a los obreros y los  burócratas,
todos están conformes,
excepto tú
que has elegido la poesía
y no consigues
un lugar dónde vivir,
qué comer, qué escribir.
Sabes que quizás
nadie en ninguna parte
tomará tus palabras
como si estuvieran
hechas de una luminosidad
que alimenta;
pero aquellos que lo harán
están en un tiempo más
allá del tuyo,
en qué momento- te dices-,
en qué instante elegí 
esta no existencia, el barco ebrio
y  ser un vidente en un lugar
que anochece siempre,
para unos habitantes
que exigen su ceguera.

No hay comentarios: