sábado, 30 de marzo de 2013

Cada palabra es un laberinto 
que comienza donde inicia: 
en el silencio, 
cada letra es un línea recta 
retorcida hasta la insignificancia. 
- Pablo Ruiz San

No hay comentarios: