lunes, 4 de marzo de 2013

13 - otras- frases de Sexus por Henry Miller

1. Por maravillosos que lleguen a ser los seres humanos, la suma total producirá un mundo exterior doloroso e imperfecto. Mientras vivamos cohibidos, siempre fracasaremos a la hora de habérnoslas con el mundo. No es necesario morir para encontrarse cara a cara con la realidad. La realidad esta aquí y ahora, en todas partes, brillando a través de cualquier reflejo que llega al ojo.

2. Los grandes no abren oficinas ni cobran honorarios ni pronuncian conferencias ni escriben libros. La sabiduría es muda y la propaganda más eficaz a favor de la verdad es la fuerza del ejemplo personal.

3. Los grandes son indiferentes, en el sentido más profundo. No te piden que creas: te electrizan con su conducta. [...] Lo que hagas con tu vida pobre vida no es asunto suyo. Lo que hagas con tu vida solo te concierne a ti, parecen decir. En resumen, su único objetivo aquí en la tierra es inspirar. ¿Y qué más podemos pedir a un ser humano?

4. El neurótico es el lenguado que se queda en el lecho del río instalado y a salvo en el barro, en espera de que lo arponeen. Para él la muerte es la única certeza y el temor a esa siniestra certeza lo inmoviliza en una muerte en vida mucho más horrible que la que imagina sin saber nada sobre ella.

5. Cuando un hombre [...] deja de preocuparse por la corrección de las cosas, por la conducta de sus semejantes, por lo bueno y lo malo, la justicia y la injusticia. Si sus raíces están en la corriente de la vida, flotará en la superficie como un loto y florecerá y dará fruto. Obtendrá su alimento de arriba y de abajo; hundirá sus raíces cada vez más profundamente, sin temer ni las profundidades ni las alturas. La vida que hay en él se manifestará en el crecimiento. [...] Los comienzos y los finales son sólo etapas parciales del eterno proceso. El proceso lo es todo... el camino...

6. Las flores delicadas son las primeras que perecen en una tormenta.

7. Es inútil pensar en la seguridad: no existe ni la más mínima. El hombre que busca seguridad, aunque sea mental, es como un hombre que se cortara las piernas para tener otras artificiales que no le provocasen dolor ni trastornos.

8.  Llevamos el Cielo y el Infierno dentro de nosotros; somos los constructores cosmogónicos.

9. Para algunos es una perspectiva aterradora. Según creen, sería mejor que el Cielo estuviera arriba y el Infierno no abajo... en cualquier sitio exterior, pero no dentro. Pero nos han quitado ese consuelo de debajo de los pies. No hay sitios a donde ir: ni a por premio ni a por castigo. El lugar es siempre aquí y ahora, en tu propia persona y de acuerdo con tu propia fantasía. El mundo es exactamente lo que imaginas que es, siempre, en todo instante. Es imposible cambiar el decorado y fingir que disfrutarás con otro acto distinto. El decorado es permanente, cambia con la mente y el corazón, no conforme los dictados de un director de escena invisible. Tu eres el autor, director y actor a un tiempo: el drama va a ser siempre tu propia vida, no la de otro. Un drama bello, terrible, ineluctable, como un traje hecho de tu propia piel. ¿Desearías que fuera de otro modo? ¿Podrías inventar un drama mejor?

10.  El mundo fantasmal es el mundo del pasado. Avanzar aferrándose al pasado es como arrastrar una bola y una cadena.

11. Si puedes ser un gusano, también puedes ser un dios.

12. El mundo es un carrusel en llamas.

13. ¡El ser humano es una flor tan extraña y maravillosa!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las películas de comedia me fascinan, y esta no es la excepción. Me encanta la manera en que se va desenvolviendo la historia, pues simepre tengo una risa.

Literatura Psicoactiva dijo...

Todos los libros de Henry Miller, incluyendo la trilogía Sexus, Plexus, Nexus, en PDF en: http://www.literaturapsicoactiva.com/2015/05/henry-miller.html