jueves, 10 de enero de 2013

Ser inteligente puede ser una bendición, pero ser totalmente confiado, crédulo hasta la idiotez, abandonarse sin reservas, es uno de los placeres supremos de la vida.

- Henry, Miller, Sexus

No hay comentarios: