jueves, 10 de enero de 2013

Cuando cometo un error, es fatal. Cuando me echan atrás, caigo de espaldas... hasta el fondo mismo. Mi única salvaguardia es mi elasticidad. Hasta ahora siempre he rebotado. A veces el rebote se ha parecido a una actuación en cámara lenta, pero para Dios la velocidad no tiene particular importancia.

- Henry Miller, Sexus.

No hay comentarios: