jueves, 10 de enero de 2013

Cualquiera de nosotros se mueve sin pies por lo menos unas horas al día, cuando tiene los ojos cerrados y el cuerpo tendido. Llegará un día en que el arte de soñar despierto estará al alcance de todos los hombres. Mucho antes de eso, dejarán de existir los libros, pues, cuando los hombres estén bien despiertos y al tiempo soñando, su capacidad de comunicación (entre sí y con el espíritu que mueve a todos los hombres) se incrementará tanto, que la escritura parecerá como los broncos y estridentes chillidos de un idiota.
-Henry Miller, Sexus

No hay comentarios: