lunes, 26 de noviembre de 2012

Qué desorden  reina en el mundo. En lo posible, trato de no mirarlo. Es una porquería. Jamás leo los diarios. Me niego a pensar en los políticos. El día que la guerra llegue a mi puerta, decidiré que hacer. Sólo me interesa ayudar, sanar, actuar, amar, servir. ¡Mis amados! ¡Mis adorados!     -Anaïs Nin

No hay comentarios: