sábado, 1 de septiembre de 2012

Estoy rodeado de risas forzadas. Siento deseos de ahogarme en el mar pero hay demasiadas motos acuáticas. 
¿Cómo he podido permitir que las apariencias dicten mi vida hasta llegar a este punto? A menudo se dice que - hay que mantener las apariencias -. Yo digo que hay que asesinarlas, es el único modo de salvarse.
-Frederic Beigbeder

No hay comentarios: