viernes, 8 de junio de 2012

Para qué llorar, si las lágrimas ni matan ni alimentan.
-Julio Ramon Ribeyro

No hay comentarios: