lunes, 23 de enero de 2012

Hoy es de esos días en que quisiera golpear mi frente contra el escritorio una y otra vez. Mal humor in crescendo.

No hay comentarios: