martes, 25 de octubre de 2011

Preocuparse demasiado sería un desastre. Este mundo no está erigido solamente sobre el amor, la fe, la esperanza, etcétera. Este mundo refleja una dualidad eterna en el pensamiento y la acción. A veces las cosas más viles se inspiran en el bien. Es vano tratar de controlar las vidas, los pensamientos, los acontecimientos. Libertad: esto es lo máximo que se puede pedir. Y quien sienta el gran deseo de ser libre respetara ese deseo en los demás.

- Henry Miller

No hay comentarios: