lunes, 1 de agosto de 2011

Tenia razón. Nadie es nunca como ha sido. Lo curioso del caso es que nos llamamos igual y nos consideramos los mismos y se nos juzga o se nos analiza por actos pasados y actitudes marchitas.

-Mercedes Salisachs, La gangrena.

No hay comentarios: