jueves, 16 de junio de 2011

Vuelvo a leer a Cortázar, Último Round tomo II. Que felicidad, no recordaba, o más bien tenia mucho sin vivir lo que es leerlo a él. En una hoja te hace reír y a la siguiente entristecer. Tiene esa capacidad grandísima de hacerlo a uno sentir y recordar, to relate. Hace que uno no deje de pensar (ya sea en seis monos corriendo con trajecitos ad hoc o en esa persona que se tiene atorada en el corazón).

No hay comentarios: