miércoles, 8 de junio de 2011

Los hombres no quieren ser burros, quisieran ser leones, tigres, lobos. En realidad ya lo son: Homo homini lupus, para ser obvios. Por eso la palabra burro es un ultraje para ellos. No aprecian a los burros porque ven en ellos las virtudes de los hombres de bien. Y la conducta secular de la especie asnal lo demuestra, los burros llevaron sobre sus lomos a nuestro señor Jesús y a Francisco de Asís, pero nunca llevaron a ningún guerrero. Los burros son sabios, abominan de laprisa. Así que la paz para la humanidad vendrá el día en que todos los hombres quieran ser burros.

- Alfonso Castelao.

No hay comentarios: